fbpx

Los objetivos te ayudan a conectar tu misión con tu estrategia, hojas de ruta, iniciativas y tácticas, vinculando la métrica que más te interesa con un objetivo y un marco de tiempo durante el cual se puede lograr.

Entonces, primero hay que identificar dicha métrica, conocida como North Star Metric. Hecho esto, se puede establecer criterios de éxito a su alrededor, monitorearla, comprender qué impulsa cambios en ella, empujarla en la dirección correcta, y evaluar y administrar la salud del producto. Pero, ¿cómo definir cuál es la métrica más importante?

Definir la métrica correcta

Para el crecimiento, una métrica de primera línea podría ser el número de usuarios; para el compromiso, el tiempo dedicado; para monetización, los ingresos o el número de anunciantes. Fundamentalmente, la elección de la métrica debe estar impulsada por tu visión de producto, y la misión de tu empresa, y debe estar centrada en el futuro.

Por ejemplo, la visión de eBay es “habilitada por las personas, impulsada por la tecnología, y abierta a todos”. Y su misión: “ser el destino favorito del mundo para descubrir un gran valor y una selección única”. En conclusión, eBay sueña con un mundo en el que todos puedan encontrar lo que quieran a un buen precio.

En base a esto, el North Star Metric debe medir la cantidad de artículos únicos vendidos, por lo que la métrica correcta sería la cuota de mercado de la venta de selecciones únicas. Sin embargo, es compleja y difícil de definir, medir y crecer, por lo que eBay optó por el Volumen Bruto de Mercadería (GMV). Si bien esta métrica no garantiza una selección única de los artículos, captura gran parte del espíritu de la visión y misión de eBay.

Fuente: Kurios

En conclusión, elegir la métrica correcta puede ser tanto arte como ciencia. Y hay algunas pautas que debemos tomar en cuenta:

  • No elijas más de una métrica. Una única métrica ‘que importa’ es unificadora y permite establecer prioridades en toda la organización. Mientras más objetivos métricos tengas, más complicado será sopesarlos y compensarlos.
  • Evita la vanidad y las métricas no accionables. Por ejemplo, la cantidad de ‘me gusta’ generalmente no se correlaciona con los resultados comerciales o el éxito del cliente.
  • Al elegir entre varias métricas, elige la métrica medible más simple que puedas mover. Y si, en última instancia, estás interesado en una métrica que tiene un tamaño de muestra bajo o toma mucho tiempo para medir, considera elegir una métrica correlacionada a ella.
  • Elige la métrica que mejor represente el uso de tu producto. Por ejemplo, una red social usaría usuarios activos diarios (DAU), mientras que una empresa de consumo usaría usuarios activos semanales (WAU).
  • No tengas miedo de cambiar la métrica si es necesario.
  • Elige una métrica simple que se conecte a tus controladores. Los controladores pueden ser métricas más específicas que, al moverse, pueden mover la métrica principal.
  • Evita proporciones. Por ejemplo, si te interesa la tasa de clicks, intenta medir en su lugar el número de clicks. Sin embargo, esta no es una regla estricta.
  • Considera contramedidas si es necesario. Es decir, métricas que, si permanecen planas o disminuyen, te indican que te estás desviando de tu misión.
  • Cambia la métrica a medida que tu negocio evoluciona. Un ejemplo común de evolución es cuando las empresas lanzan nuevos productos.

Establecer objetivos

Los equipos suelen pensar en métricas y objetivos como una sola cosa, ya que son difícil de separar. Sin embargo, los objetivos deben resaltar lo que esperas lograr, y suelen ser peldaños para acelerar el crecimiento del negocio. Pueden unificar a la empresa en torno a un objetivo común, y responsabilizar al equipo de lo que prometen.

Por ejemplo, si deseas aumentar tu número de usuarios mensuales (MAU), tu métrica será MAU, y el objetivo podría ser algo similar a “aumentar MAU a 10M para el cuarto trimestre del próximo año”. Esencialmente, tienes 3 criterios para establecer objetivos:

(1) Aspiraciones de producto o negocio: La mayoría de los objetivos a largo plazo se basan en la misión de la empresa.

(2) Métricas del producto: Si tu producto ha existido por un tiempo, puedes hacer un pronóstico “de abajo hacia arriba” para determinar tu objetivo de métrica principal durante un periodo de tiempo determinado.

(3) Nuevos productos: Si tu producto es completamente nuevo, será útil mirar puntos de referencia externos y establecer objetivos “de arriba hacia abajo”.

Sea cual sea el criterio escogido, hay algunas recomendaciones para escoger los objetivos:

  • Elige objetivos que tengan un límite de tiempo. De lo contrario, no puedes responsabilizar a las personas por ellos.
  • Establece diferentes objetivos para diferentes marcos de tiempo. Elige un objetivo aspiracional que se alinee con tu visión y misión, y también objetivos más tangibles a corto plazo, necesarios para alcanzar ese punto.
  • Establece dos objetivos: uno 80-20, y uno 50-50. Los 80-20 son aquellos que tienen un 80% de posibilidades de logro; alcanzarlos motivará al equipo. Sin embargo, los 50-50 son los que colocan al equipo de un nivel superior. Son más desafiantes, pero también más satisfactorios.
  • Establece objetivos específicos. Asegúrate de que sea medible, y no algo como “deleitar a los usuarios”.
  • Al escribir tus objetivos, no incluyas el ‘cómo’. La declaración de objetivos debe ser simple y de alto nivel.
  • Establecer una meta es tanto ciencia como arte. A menudo te enfrentarás a muchas incógnitas, y deberás aceptarlo como parte del proceso.

Próximos pasos

Una vez que vincules tu North Star Metric con un objetivo, lo siguiente es establecer una estrategia de producto, que especifique cómo alcanzar dicho objetivo. Esta estrategia puede luego ayudar a construir la Hoja de Ruta, y es en este documento en el que se generan iniciativas específicas que contribuirán más a mover tu métrica principal.

De esta manera, la visión y misión de una empresa pueden impulsar sus objetivos, estrategias, hojas de ruta, iniciativas y tareas.

Si quieres aprender cómo elegir la métrica más adecuada para tu negocio, Data Driven Decision Making by Kurios te enseñará a elaborar y revisar métricas en base a un framework utilizado por Amazon.

En este curso aprenderás a utilizar la data descriptiva para identificar problemas e ineficiencias, y para tomar decisiones de forma estratégica.

Si quieres recibir más información sobre Business Skills y Mindsets para una Economía Digital suscríbete al Newsletter aquí. Suscríbete a nuestro newsletter:


Saludos!

KURIOS- Tech Business School

team@kurios.la

PD: artículo resumido por Kurios, basado en el artículo original de Sequoia.

Artículos relacionados
¿Cómo generar crecimiento sostenible en mi producto?

Para tener éxito a largo plazo, un producto debe abordar problemas fundamentales, creando valor real. Si el producto es realmente Read more

¿Cómo medir el Growth de mi producto o negocio en el mundo digital?

“Focus on the Inputs, not on the Outputs " -  Jeff Bezos. Con esta frase, te damos una pista de cómo Read more

¿Cómo han crecido Amazon, Uber o Facebook tan rápido en tan corto tiempo?

Empresas tecnológicas como Uber, Amazon y Facebook han crecido a una velocidad sin precedentes utilizando el proceso de Growth Hacking, creado Read more

¿Lanzaste un Producto Digital? Enfoca su escalamiento con un North Star Metric

“El North Star Metric es la métrica principal que captura la propuesta de valor principal que tu producto entrega a Read more

CONTACTO

Por favor deje sus dudas o comentarios aqui.
Nos pondremos en contacto lo antes posible.